Santa Misa: Rito de Conclusión

Después de comulgar, mientras el sacerdote limpia el cáliz y recoge las cosas del altar, es recomendable guardar silencio para motivar la oración personal de agradecimiento al Señor. Los que no han comulgado, también deben orar y podrían decirle a Jesús muchas veces: Jesús, yo te amo.