En qué consisten los retiros de Emaús?

Camino de Emaus. De frente.

El Retiro de Emaús está basado en el pasaje bíblico del evangelio de San Lucas Capítulo 24, versos 13-35, donde dos discípulos se dirigían a un pueblo llamado Emaús, cerca de Jerusalén. Donde ellos van hablando de todo lo que había pasado en Jerusalén.

Mientras conversaban, Jesús mismo se acercó y comenzó a caminar con ellos, pero no le conocieron. Al caer la noche Jesús hizo como que iba a seguir adelante, pero ellos le invitaron a quedarse, cuando ya estaban sentados en la mesa, tomo en sus manos el pan, y habiendo dado gracias a Dios, lo partió y se los dio. En ese momento se les abrieron los ojos y reconocieron a Jesús que él había resucitado.

En ese fin de semana profundizamos que así es nuestra vida; tenemos a Jesús a nuestro lado pero muchas veces nos separamos de Él a causa de nuestros pecados, pero lo importante es que debemos abrir nuestros ojos, y aunque estemos separados de Él, Él no se separa de nosotros.

El objetivo principal de este fin de semana es permitirles a los candidatos la oportunidad de reconciliarse con Dios. Esto es alcanzado cuando los miembros del equipo y especialmente los oradores hacen testimonios de sus vidas personales, y a la hora de compartir sus experiencias, nuestros candidatos puedan encontrarse con ellos mismos y con Dios. Emaús es un punto de entrada, es un fin de semana de encuentro con el Señor; se les enseña a cada uno de estos hombres del amor de Dios, de su Misericordia, y que el Amor de Dios es Infinito, e Incondicional, Él los ama tal como son pero desea que reconozcan sus debilidades.

los hermanos que imparten este retiro, son personas que también pasaron el Retiro de Emaús y que aunque ellos no son grandes predicadores, si pueden dar testimonio de lo que Dios ha hecho en sus vidas y basados en sus testimonios los participantes pueden comprobar que si Dios hizo un cambio en ellos también los puede hacer en cada uno de ellos. Los charlistas dan su propio testimonio de lo que eran antes y lo que son ahora gracias a la misericordia de Dios, al haber participado en un Retiro de Emaús.

En muchas ocasiones nuestros candidatos dicen que vinieron casi obligados por insistencia de alguien, pero cuando el retiro termina dan gracias a Dios por haber tenido la oportunidad de haber hecho este retiro y aunque deben de partir, van felices y deseosos de contar a todos sus seres queridos lo que Dios hizo en sus vidas ese fin de semana y que ahora son hombres nuevos con deseos de compartir todo lo bueno con sus familias con la ayuda de Jesús.

Nosotros el Ministerio de Emaús, sabemos que este Retiro es un medio, una puerta para que muchos hombres puedan tener un cambio, donde muchas veces ni los doctores, y donde la ciencia humana dicen que no hay cura para estos hombres, pero nosotros sabemos que sí la hay, y que lo que es imposible para el hombre es posible para Dios.

Hermanos nos tomaría páginas y páginas para explicarles lo que es un retiro de Emaús, pero lo único que deseamos es que ustedes por sí mismos puedan tener la vivencia propia de lo que es un Retiro de Emaús.